Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Andaluces saludan al Papa con castañuelas y cantos en el Vaticano


Con castañuelas, cantos y bailes un grupo de españoles de una parroquia de Santa Olalla del Cala en Huelva (España) vinieron a ver al Papa Francisco. 

Pertenecen a la Hermandad de Santa Ángela de la Cruz, la religiosa que fundó en Sevilla la Congregación de las Hermanas de la Cruz. 

Precisamente, el presidente de la hermandad nació con una grave enfermedad degenerativa. Los médicos le dieron un máximo de seis años de vida. Las religiosas tenían una lámpara que la utilizaban para alumbrar la imagen de Santa Ángela. Entonces decidieron ungirle con el aceite de la lámpara para que ocurriera un milagro. Y años después se curó 

RAÚL NUÑEZ
Presidente, Hermandad de Santa Ángela de la Cruz
“Nací con una enfermedad muy grave, y las Hermanas de la Cruz le dieron a mi madre aceite de una lámpara con la que ellas siempre alumbran a la imagen”.

Han pasado 40 años, y ahora gracias a Santa Ángela de la Cruz, pudo conocer al Papa. Y como regalo le entregó un ramo de flores. 

RAÚL NUÑEZ
Presidente, Hermandad de Santa Ángela de la Cruz
“El Santo Padre se ha dirigido a nosotros, a la hermandad, y lo único que nos ha pedido con su humildad es que recemos mucho por él. Yo le he pedido que rece mucho por nosotros, por nuestra diócesis”.

CARMEN RODRÍGUEZ
Hermandad de Santa Ángela de la Cruz
“Cogerme las manos el Papa Francisco. Ponerme las manos en los hombros y tranquilizarme, porque estaba muy nerviosa de la emoción. Es una cosa que a mis compañeros y a Raúl les dije que yo ya me voy a mi casa. Mi propósito de venir a Roma yo lo he cumplido”.

Cada año por devoción a Santa Ángela, van a Sevilla a la habitación donde ella vivió. Si alguna persona tiene un problema, se puede tender en la tarima donde la monja falleció, para pedir que le ayude en algo especial. 

CARMEN RODRÍGUEZ
Miembro de la hermandad
“Nosotros en particular vamos el día 2 de marzo al convento, donde pasamos por tarima y por su habitación donde ella vivió”.

En Roma también hay un convento de las Hermanas de la Santa Cruz. Por supuesto, van a visitarlo, y en su iglesia participarán en una ceremonia especial.