Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Vaticano pide a obispos que se reúnan con víctimas de abusos


Los presidentes de las 130 conferencias episcopales de todo el mundo han recibido esta carta del Vaticano. En ella se les pide que se reúnan con víctimas de abusos para preparar la cumbre mundial contra los abusos convocada por el Papa. 

Francisco reunirá del 21 al 24 de febrero a representantes de todos los obispos para buscar medidas contra los abusos. 

GREG BURKE
Portavoz de la Santa Sede
“Los organizadores piden a todos los participantes que se reúnan con las víctimas antes de venir aquí en febrero. Quieren asegurarse de que se pongan a las víctimas en primer lugar y que todos los que vengan se den cuenta del horror que han vivido”.

En la carta también se especifican los tres temas principales que los obispos afrontarán durante la reunión de febrero. 

GREG BURKE
Portavoz de la Santa Sede
“En la carta se anuncian los tres temas principales, que son: responsabilidad, asunción de responsabilidades y transparencia. Pueden parecer temas muy genéricos, pero son muy importantes para cualquier persona que tenga una posición de poder o de influencia en la Iglesia a la hora de abordar los casos de abusos”.

Con esta carta, el Papa y los organizadores envían un claro mensaje a todos los participantes. El texto dice explícitamente que quieren que acudan en febrero al Vaticano preparados y que conozcan de cerca la realidad de las víctimas, para así “poder tomar decisiones críticas y constructivas”. 

TEXTO DE LA CARTA COMPLETA

Queridos hermanos en Cristo:

“Si un miembro sufre, todos sufren con él” (1 Corintios 12,26). Con estas palabras, el Papa Francisco comenzaba su Carta al Pueblo de Dios (agosto de 2018) en respuesta a la crisis de abusos a la que se enfrenta la Iglesia. Los abusados por los clérigos también sufrieron daños cuando “descuidamos a los pequeños abandonándolos". Y así,"si en el pasado la omisión pudo convertirse en una forma de respuesta, hoy queremos que la solidaridad, entendida en su sentido más hondo y desafiante, se convierta en nuestro modo de hacer la historia presente y futura".

Mientras no haya una respuesta completa y comunitaria, no solo no lograremos curar a las víctimas/supervivientes de los abusos, sino que la credibilidad de la Iglesia para llevar a cabo la misión de Cristo estará en peligro en todo el mundo.

El primer paso debe ser reconocer la verdad de lo que ha sucedido. Por esta razón, urgimos a cada presidente de conferencia episcopal a acercarse y visitar a víctimas que han sufrido abusos por parte del clero en sus respectivos países antes de la reunión de Roma, y aprender así de primera mano el sufrimiento que han soportado.

Además, os pedimos que respondáis al cuestionario adjunto a esta carta. Proporciona una herramienta para que todos los participantes en el encuentro de febrero expresen sus opiniones de manera constructiva y crítica a medida que progresamos en la identificación de dónde se necesita ayuda para llevar a cabo reformas ahora y en el futuro, y para ayudarnos a tener una visión completa de la situación en la Iglesia.

Con esto en mente, el Santo Padre nos ha pedido que os demos las gracias por vuestro apoyo a la hora de completar el cuestionario adjunto para prepararnos mejor para el encuentro y a invitaros con urgencia a emprender este camino juntos. El Santo Padre está convencido de que, a través de la cooperación colegial, se pueden enfrentar los desafíos que tiene ante sí la Iglesia.

Pero cada uno de nosotros debe asumir este desafío, uniéndonos en solidaridad, humildad y penitencia para reparar el daño causado, compartiendo un compromiso común de transparencia y responsabilizando a todos en la Iglesia.

Por favor, tened en cuenta que agradeceríamos recibir vuestras respuestas lo antes posible, pero no más tarde del 15 de enero.

Que Dios os bendiga en este tiempo de Adviento,

Cardenal Blase J. Cupich

Cardenal Oswald Gracias

Arzobispo Charles J. Scicluna

P. Hans Zollner SJ