Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Palacio de los Médici en Roma cuenta la historia de esta familia de banqueros y Papas


A lo largo de tres siglos, la familia Médici, como muestra su escudo, fue una de las más poderosas de Italia. Eran de Florencia, pero algunos de sus miembros se mudaron a Roma y cuatro de ellos se convirtieron en Papas entre los años 1513 y 1605.

Durante sus años romanos vivieron aquí, en el Palacio Médici. Ahora es el Senado Italiano. Está en pleno centro de Roma, y la actual consejera parlamentaria nos explica su historia.

GIADA GUERCI
Consejera Parlamentaria
“El palacio fue residencia de Margarita de Austria y hogar de dos Papas muy importantes, León X y Clemente VII. Lo compró Giovanni di Médici antes de ser elegido Papa. Desde Florencia trasladó la biblioteca de su padre a este palacio de Roma. Era hijo de Lorenzo el Magnífico. Gracias a su presencia, el edificio se convirtió en un centro cultural importante para la época”.

Además de la biblioteca, la familia Médici trajo consigo a esta casa arte, arquitectura y una rica cultura. En torno a este avestruz, dedicado a Margarita de Austria, se pueden encontrar interesantes piezas. Es un juego de palabras pues en francés las palabras Austria y avestruz suenan parecido. También simboliza velocidad, fuerza, estabilidad y amor.

Hay otras dedicadas a los cuatro Papas de la familia Médici. Cada uno tiene dos salas, con frescos que evocan su pontificado. 

GIADA GUERCI
Consejero Parlamentario
“Los Médici eran una familia importante y rica, especialmente en el comercio y en la gestión bancaria. Como era costumbre de las familias poderosas de la época, se ocuparon de muchos ámbitos. Era un símbolo de poder. Y en primer lugar interesaba el poder religioso”.

Giovanni di Médici fue el primer Papa de la familia y escogió el nombre de León X. Se ocupó de la “controversia por las indulgencias”, que finalmente condujo a la Reforma Luterana. La Sala Garibaldi del palacio esta dedicada a él. Estaba dividida en dos, pero se unió con frescos de dos leones, un símbolo tradicional de esta familia.

El primo de León X, Giulio di Médici, se convirtió en 1523 en el Papa Clemente VII. Está representado en la Sala del Avestruz y en la Sala del “Risorgimento” italiano. 

El tercer Papa, Pío IV, es recordado en la Sala Marconi y en la Antesala de la Balaustrada. Nació en Milán y no está relacionado con los Médici de Florencia. A él le tocó presidir la última sesión del Concilio de Trento.

El cuarto y último Papa Médici tuvo un pontificado de solo 27 días debido a una enfermedad repentina. Hay un cuadro que lo retrata en cama. Su confesor le pide que haga cardenal a su sobrino. Extiende el brazo, diciendo claramente “no” justo antes de su muerte.  

GIADA GUERCI
Consejero Parlamentario
“El Gran Duque Gian Gastone, fue el último representante de la familia Médici que vivió en el Palacio Madama. Era del siglo XVIII. Tras su muerte, el gran ducado de Toscana pasó de los Médici a Francisco de Lorena. Y así también cambió la historia de este palacio”.

A pesar del tiempo, aún se conservan aquí estas pinturas y recuerdos de la familia Médici, los famosos banqueros y comerciantes de Florencia que se trasladaron a Roma y que son recordados para siempre en la historia de Roma, y de la Iglesia católica.