Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Obispos de Venezuela piden el fin de la represión y denuncian asalto a iglesia


Los obispos de Venezuela están utilizando Twitter e Instagram para comunicarse durante la actual crisis de Venezuela.

José Luís Azuaje, presidente de los obispos exige con esta foto el fin de la represión contra las protestas pacíficas. Denuncia el “aumento de la violencia por parte de los efectivos de seguridad del Estado y colectivos armados”, y pide que se respeten la “dignidad y los derechos humanos de los ciudadanos y la libertad de protestar pacíficamente”. 

También el cardenal de Caracas, Baltazar Porras, ha escrito que “la protesta pacífica es un legítimo derecho garantizado en todos los convenios internacionales”. Por eso, denuncia “la injustificada represión en Venezuela por Cuerpos Policiales del Estado y colectivos armados que disparan a civiles desarmados”.

También la archidiócesis de Caracas publica estas imágenes de un grupo de agentes de la Guardia Nacional Bolivariana que entran en moto en una iglesia y lanzan dentro bombas lacrimógenas contra quienes asistían a la Misa. 

La archidiócesis, además, envía públicamente su pésame a la familia de un joven asesinado en las protestas, y se solidariza con los heridos y con quienes han sido detenidos arbitrariamente. 

Es también muy explícito este vídeo del arzobispo Roberto Lückert. Habla de “esperanza de tiempos nuevos para el país”, y recuerda que la Asamblea, es el único organismo constituido legalmente en Venezuela, y que su presidente Juan Guaidó da voz al descontento nacional.