Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Vaticano desinfecta la basílica de San Pedro para inminente apertura


Primero prepararon los accesos externos, en la plaza de San Pedro. Luego, llegó el turno a la basílica.

ANDREA ARCANGELI

Vicedirector, Sanidad e Higiene del Vaticano

“Hemos hecho una limpieza básica con detergentes. Después, hemos nebulizado otras sustancias sobre las superficies para reducir las bacterias y virus. Obviamente, es imposible eliminarlos todos, eso sería esterilizar, como si estuviéramos en un quirófano. Lo importante es reducir mucho el peso viral”.

Desde las pilas de agua bendita hasta los pasamanos, cada superficie fue limpiada, rociada y frotada por empleados completamente cubiertos. 

ANDREA ARCANGELI

Vicedirector, Sanidad e Higiene del Vaticano

“Ya antes de la crisis limpiábamos todos los días, especialmente las zonas más concurridas. Lo importante es contar con suficientes personas que sepan usar estos productos de limpieza en estas superficies. Afortunadamente, las tenemos”.

Los productos a base de cloro son fundamentales, ya que el 18 de mayo muchos regresarán a la basílica. La idea es garantizar la seguridad de los peregrinos cuando entren en el Vaticano. 

Melissa Butz