Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Obispos de España ante ley de eutanasia: No hay enfermos incurables que sean incuidables


Lo propio de la medicina es curar, aliviar y consolar, sobre todo, al final de la vida. Es la declaración de los obispos españoles ante el avance en la tramitación de una nueva ley que facilitaría la eutanasia en España.

MONS. LUIS ARGÜELLO
Secretario General, Conferencia Episcopal Española
“No se entiende la propuesta de una ley para poner en manos de otros, especialmente de los médicos, el poder de quitar la vida a los enfermos. El “sí” a la dignidad de la persona, más aún en sus momentos de mayor indefensión y fragilidad nos obliga a oponernos a esta ley que, en nombre de una presunta muerte digna, niega en su raíz la dignidad de toda vida humana”.

Por eso, los obispos españoles proponen que, en lugar de favorecer el acceso a la eutanasia, se refuercen los cuidados paliativos para los pacientes con patologías terminales.

MONS. LUIS ARGÜELLO
Secretario General ,Conferencia Episcopal Española
“La medicina paliativa se propone humanizar el proceso de la muerte y acompañar hasta el final. No hay enfermos “incuidables” aunque sean incurables”.

Los obispos españoles califican esta posible nueva ley como una mala noticia porque, recuerdan, la vida humana no es un bien a disposición de nadie.

AC
Conferencia Episcopal Española