Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en Domingo de Ramos propone dejarse sorprender por Pasión de Cristo


Por segundo año consecutivo, el Papa ha tenido que celebrar el Domingo de Ramos en una capilla secundaria de la basílica de San Pedro, en el llamado “Altar de la Cátedra”.
 

La Misa ha comenzado como es tradicional con la procesión de las palmas, que recuerda la entrada de Jesús en Jerusalén.
 

En la homilía, el Papa propuso dejarse sorprender de nuevo por el relato de la Pasión, la historia de Dios que entra en el sufrimiento de cada persona para que nadie se sienta solo o abandonado.
 

FRANCISCO
También hoy muchos admiran a Jesús: hablaba bien, amaba y perdonaba, su ejemplo cambió la historia... y cosas así. Le admiran, pero sus vidas no cambian. Porque admirar a Jesús no es suficiente. Es necesario seguirlo en su camino, dejarse interpelar por Él.
 

Francisco explicó que la capacidad de sorprenderse se pierde al dejarse llevar por la costumbre, encerrarse en remordimientos, o al perder la confianza.
 

FRANCISCO
Recomencemos a partir del asombro; miremos el Crucifijo y digámosle: "Señor, ¡cuánto me quieres! ¡Cuánto valgo para ti!". Dejémonos asombrar por Jesús para volver a vivir, porque la grandeza de la vida no está en tener y afirmarse, sino en descubrir que nos aman.
 

A lo largo de la ceremonia, el Papa caminaba con dificultad debido a la ciática.
 

Pero pudo celebrar la misa completa sin mayores dificultades, y tiene previsto presidir las grandes ceremonias de esta Semana Santa.
 

Eso sí, serán todas con número limitado de peregrinos y manteniendo las distancias de prudencia.
 

JMB