Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa, en el Ángelus: “Hasta en las situaciones menos esperadas el Señor viene”


El Papa Francisco rezó el Ángelus el domingo en la Plaza de San Pedro. Recordó dos frases del evangelio de San Lucas en las que Jesús encarga a sus discípulos que no tengan miedo y que estén preparados.

FRANCISCO
Sabed que el Señor vela amorosamente por nosotros y no nos deja dormir, abandonarnos a la pereza. Al contrario, debemos estar despiertos, vigilantes. Porque amar significa estar atento al otro, observar su necesidad, estar disponible para escuchar y para acoger, estar preparados.

Francisco invitó a los peregrinos a cuidar y poner a disposición de sus hermanos los dones que habían recibido.

FRANCISCO
Al final de nuestra vida se nos pedirán cuentas del bien que se nos ha confiado. Por esto, vigilar significa también ser responsables, es decir, custodiar y administrar ese bien con fidelidad. Hemos recibido mucho: la vida, la fe, la familia, las relaciones, el trabajo, el lugar donde vivimos, nuestra ciudad, la Creación... Hemos recibido tantas cosas. Intentemos preguntarnos: ¿estamos cuidando este patrimonio que el Señor nos ha dejado?

Antes de despedirse, Francisco rezó por los fallecidos en un accidente de tráfico en la mañana del sábado. Un autobús se salió de la carretera y le costó la vida de doce peregrinos a Medjugorje.

FRANCISCO
He recibido con dolor la noticia del accidente de tráfico ayer por la mañana en Croacia. Algunos peregrinos polacos en dirección a Medjugorje han perdido la vida y otros han sido heridos. Que la Virgen interceda por ellos y sus familias.

Como de costumbre, Francisco se despidió pidiendo que rezaran por él.

RM