Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


El fraile que enamora a las grandes discográficas con su música sacra

Empezó llevando su pasión por la música al monasterio y ha terminado firmando por una de las grandes discográficas del mundo.

Es Giacomo Brustenghi o Frate Alessandro, un religioso italiano de 38 años de la Orden Menor de los Franciscanos. Vive en el proprio Así­s, en Italia, y desde 2011 recorre el mundo con su prodigiosa voz.

La música le gustaba desde que era un niño y se inspiraba en los estilos más diversos.

FRATE ALESSANDRO

"Desde que era pequeño, me inspiré en Johann Sebastian Bach, por eso querí­a ser compositor y organista, y también en Michael Jackson. Parecen muy diferentes, pero al oí­do de un niño la música es música, por eso era agradable escuchar la gran energí­a e inspiración de los dosâ?.

Después, la vocación musical se unió con la vocación religiosa en el monasterio, hasta que una amiga lo llevó a una audición. Y allí­ estaba un responsable de Universal Music, la discográfica que enseguida quiso hacerse con su voz.

FRATE ALESSANDRO

"Era diciembre de 2011 y la discográfica me pidió hacer un disco. Yo al principio no querí­a porque no era mi deseo, querí­a una vida tranquila. Aunque me aseguraron que no me trastornarí­a, no querí­a. Entonces pregunté a mis superiores pensando que me dirí­an no y, sin embargo, me dieron permiso, así­ que se convirtió en una misión que ellos querí­anâ?.

Y la misión se tradujo en tres discos: 'Voz de Así­s', 'Voz de Alegrí­a' y, ahora, 'Voz de Paz'. Gracias a ellos ha tenido la oportunidad única de grabar en los famosos estudios de Abbey Road, en Londres, donde antes lo hicieron los Beatles, Pink Floyd o U2.

Ahora habla de Dios con su música por ciudades de Europa y ha llegado también a Estados Unidos y Canadá. Tiene que esforzarse por gestionar todas las peticiones de conciertos, un momento que a veces se le hace duro, pero con el que logra ser útil a su misión de evangelizar.

FRATE ALESSANDRO

"Para mí­ los conciertos son una cruz, pero entiendo que las personas los esperan, los quieren, los buscan. Es una experiencia para compartir, un intercambio de amor a través de la música, y un momento de oraciónâ?.

Su música sacra mezcla lo refinado con lo popular y se inspira en más estilos. Quizá sea el secreto de Frate Alessandro, el monje que convenció a las discográficas de que la música sacra también podí­a ser un éxito.

IPC

MG

VM

-PR

Up: AC