Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Llega al Vaticano el teatro japonés Noh, el más antiguo del mundo

Roma fue durante unas horas Japón gracias a este espectáculo. El Teatro Noh, el más antiguo del mundo, se trasladó a la Ciudad Eterna con motivo del 75 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Japón y la Santa Sede.

Los espectadores presenciaron absortos este tradicional teatro trasmitido de generación en generación. 

MAESTRO KAUFASA HŌSHŌ
Teatro japonés, Policy and Resources Division

“La cultura y la religión son importantes a la hora de conocer a una población. A través de estas dos cosas se logra que todos comprendan las diferentes religiones y se respeten”.

Esta obra fue escrita hace mil años por un cura alemán que mientras estudiaba en Japón, quiso dar a conocer el cristianismo. Japón es uno de los países con mayor diversidad cultural y religiosa.

El maestro Kaufasa Hosho asegura que el Papa Francisco es un líder muy apreciado porque sabe mantener unidas a las personas.  

MAESTRO KAUFASA HŌSHŌ
Teatro japonés, Policy and Resources Division

“El Papa Francisco nos cae muy bien, su trabajo se basa en entender a los demás, de hacer que todos nos mantengamos juntos, de tener paz, y esto es una cosa necesaria en todo el mundo. Respetar y entender a los demás aunque no compartan la misma cultura o religión”.

Allí también se encontraba el embajador de Japón ante la Santa Sede, Yoshio Nakamura, que habló sobre la relación de su país con el Papa Francisco y lamentó que Japón no esté tan presente en el Vaticano.

YOSHIO NAKAMURA
Embajador de Japón ante la Santa Sede

“No hay ni cardenales ni japoneses que trabajen en el Vaticano. Ahora con el 75 aniversario me gustaría mandar este mensaje para que los demás vean que nosotros existimos”.

Y es que durante el Pontificado del Papa Francisco, no se ha nombrado a ningún cardenal japonés. En los 75 años de relaciones entre Japón y el Vaticano solo ha habido 5 cardenales. Tres de ellos fueron creados por Juan Pablo II.

YOSHIO NAKAMURA
Embajador de Japón ante la Santa Sede

“El Papa Francisco dice que lo peor es no tener interés, no tener curiosidad y me gustaría que el Papa Francisco tuviera curiosidad sobre nuestro país para entendernos y conocernos. Le envío este mensaje al Papa Francisco”.

En Japón viven más de 127 millones de personas de las cuales solo 509 mil son cristianas.  

A pesar de que su relación con el Vaticano es relativamente breve comparada con otros países, la llamada al Papa es clara: Japón quiere que se creen más cardenales japoneses y si puede ser, una visita de Francisco.