Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en Santa Marta: El dinero es enemigo de la armonía, el dinero es egoísta


Durante su homilí­a de este martes en Casa Santa Marta, el Papa diferenció entre la armoní­a real y la tranquilidad pactada. La primera, dijo Francisco, es fruto del Espí­ritu Santo, mientras la tranquilidad negociada de una comunidad es una manera de cubrir las divisiones internas.

Francisco dijo que la armoní­a es un don del Cielo y puso como ejemplo a los primeros cristianos

FRANCISCO

"La verdadera â??armoní­aâ?? del Espí­ritu Santo tiene una relación muy fuerte con el dinero: el dinero es enemigo de la armoní­a, el dinero es egoí­sta. Y por esta razón, la señal es que todos daban lo suyo para que no hubiera necesitadosâ?. 

El Papa dijo que hay que elegir entre servir a Dios o al dinero.

La Iglesia católica de Panamá estuvo presente en la misa con el cardenal José Luis Lacunza, el arzobispo José Domingo Ulloa y un importante grupo de peregrinos.

EXTRACTOS DE LA HOMILíA DEL PAPA 

Fuente: Radio Vaticana

"Nosotros podemos hacer acuerdos, una cierta pazâ?¦ porque la armoní­a es una gracia interior que sólo puede hacerla el Espí­ritu Santo. Y estas comunidades, viví­an en armoní­a. Y los signos de la armoní­a son dos: ninguno tiene necesidad, es decir, todo era común. ¿En qué sentido? Tení­an un solo corazón, una sola alma y nadie consideraba de su propiedad lo que les pertenecí­a, sino que entre ellos todo era en común. En efecto, ninguno de entre ellos estaba necesitado. La verdadera â??armoní­aâ?? del Espí­ritu Santo tiene una relación muy fuerte con el dinero: el dinero es enemigo de la armoní­a, el dinero es egoí­sta. Y por esta razón, el signo que da es que todos daban lo suyo para que no hubiera necesitadosâ?. 

"Una comunidad puede ser muy tranquila, ir bien: las cosas van bienâ?¦ Pero no está en armoní­a. Una vez he oí­do decir de un obispo una cosa sabia: â??En la diócesis hay tranquilidad. Pero si tú tocas este problema, o este problema, o este problema, inmediatamente se desencadena la guerraâ??. Una armoní­a negociada, serí­a ésta, y ésta no es la del Espí­ritu. Es una armoní­a â?? digamos â?? hipócrita, como la de Ananí­as y Safira con lo que han hechoâ?. 

"La armoní­a del Espí­ritu Santo nos da esta generosidad de no tener nada como propio, mientras haya un necesitado. La armoní­a del Espí­ritu Santo nos da una segunda actitud: â??Con gran fuerza, los Apóstoles daban testimonio de la Resurrección del Señor Jesús, y todos gozaban de gran favorâ??, es decir el coraje. Cuando hay armoní­a en la Iglesia, en la comunidad, hay coraje, el coraje de dar testimonio del Señor Resucitadoâ?. 

IPC

CTV

?

-BN

Up: