Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en Santa Marta: La Iglesia necesita a los mártires de la vida ordinaria


Durante su homilí­a de este jueves en Casa Santa Marta, el Papa subrayó la importancia que tienen para la Iglesia los mártires y los santos de la vida ordinaria. Francisco explicó que dan testimonio de su fe a pesar de todas las dificultades.

FRANCISCO

"Es el testimonio de nuestros mártires, hoy, tantos, echados de su tierra, desalojados, degollados, perseguidos: tienen aquel valor de confesar a Jesús precisamente hasta el momento de la muerte; es el testimonio de aquellos cristianos que viven su vida en serio y dicen: â??Yo no puedo hacer esto, yo no puedo hacer mal a otro; yo no puedo estafar; yo no puedo conducir una vida a medias, yo debo dar mi testimonioâ??.

El Papa recordó que estos mártires y testigos los que llevan la Iglesia adelante gracias a la obra del Espí­ritu Santo.

EXTRACTOS DE LA HOMILíA DEL PAPA

(Fuente: Radio Vaticana)

"La coherencia entre la vida y lo que hemos visto y escuchado es precisamente el inicio del testimonio. Pero el testimonio cristiano tiene algo más, no es sólo de quien la da: el testimonio cristiano, siempre, se hace de a dos. â??Y de estos hechos somos testigos nosotros y el Espí­ritu Santoâ??. Sin el Espí­ritu Santo no hay testimonio cristiano. Porque el testimonio cristiano, la vida cristiana, es una gracia, es una gracia que el Señor nos da con el Espí­ritu Santoâ?. 

"Es el testimonio de nuestros mártires, hoy, tantos, echados de su tierra, desalojados, degollados, perseguidos: tienen aquel valor de confesar a Jesús precisamente hasta el momento de la muerte; es el testimonio de aquellos cristianos que viven su vida en serio y dicen: â??Yo no puedo hacer esto, yo no puedo hacer mal a otro; yo no puedo estafar; yo no puedo conducir una vida a medias, yo debo dar mi testimonioâ??. Y el testimonio es: decir lo que en la fe ha visto y oí­do, es decir a Jesús Resucitado, con el Espí­ritu Santo que ha recibido como donâ?.  

"Son precisamente los testigos, es decir los santos, los santos de todos los dí­as, los de la vida ordinaria, pero con la coherencia, y también los testigos hasta el fin,  hasta la muerte. Estos son la sangre viva de la Iglesia; éstos son aquellos que llevan la Iglesia adelante, los testigos; aquellos que atestiguan que Jesús ha resucitado, que Jesús está vivo, y lo atestiguan con la coherencia de vida y con el Espí­ritu Santo que han recibido en donâ?. 

IPC

CTV

JM

-BN

Up:JRB

#Papafrancisco