Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en Santa Marta explica cuáles son los pecados que paralizan a los cristianos


En su homilí­a en Casa Santa Marta el Papa Francisco ha explicado qué es lo que paraliza a los cristianos con un ejemplo muy gráfico.

 

FRANCISCO

"'No arriesgar, por favor, no... la prudencia'... Los mandamientos todos, todos... Sí­, es verdad, pero esto también te paraliza, te hace olvidar muchas gracias recibidas, te quita la memoria, te quita la esperanza porque no te deja caminar. El presente de un cristiano, de una cristiana así­, es como cuando caminas por la calle y comienza a llover de forma inesperada y llevas una ropa que no es buena y se encoge la tela... Son almas encogidas... Esta es la pusilanimidad: Este es un pecado contra la memoria, el valor, la paciencia y la esperanzaâ?.

Añadió que la pusilanimidad y el tener miedo de todo son además dos pecados contrarios a entregar la propia vida, tal y como pide Cristo. 

EXTRACTOS DE LA HOMILíA DEL PAPA EN ESPAí?OL

(Fuente: Radio Vaticana)

"â??Hermanos, recuerden los primeros tiemposâ??: los dí­as del entusiasmo, de ir adelante en la fe, cuando se comenzó a vivir la fe, la pruebas sufridasâ?¦ No se comprende la vida cristiana, incluso la vida espiritual de cada dí­a, sin memoria. No sólo no se comprende: no se puede vivir cristianamente sin memoria. La memoria de la salvación de Dios en mi vida, la memoria de los problemas de mi vida. Pero, ¿cómo me ha salvado el Señor de estos lí­os? La memoria es una gracia: una gracia que hay que pedir. â??Señor, que yo no olvide tu paso en mi vida, que yo no olvide los buenos momentos, también los feos; las alegrí­as y las crucesâ??. Pero el cristiano es un hombre de memoriaâ?.

"La esperanza: mirar al futuro. Así­ como no se puede vivir una vida cristiana sin la memoria de los pasos dados, no se puede vivir una vida cristiana sin mirar al futuro con la esperanza del encuentro con el Señor. Y Él dice una frase bella: â??Todaví­a un pocoâ?¦â??. ¡La vida es un soplo, eh! Pasa. Cuando uno es joven, piensa que tiene tanto tiempo por delante, pero después la vida nos enseña aquella palabra que decimos todos: â??¡Cómo pasa el tiempo! A éste lo conocí­ de niño, ¡ahora se casa! ¡Como pasa el tiempo!â??. Pasa rápido. Pero la esperanza de encontrarlo es una vida en tensión, entre la memoria y la esperanza, el pasado y el futuroâ?.

"â??No correr el riesgo, por favor, noâ?¦ la prudenciaâ?¦â??. Los mandamientos, todos, todosâ?¦ Sí­, es verdad, pero esto te paraliza también, te hace olvidar las tantas gracias recibidas, te quieta la memoria, te quita la esperanza porque no te deja ir. Y el presente de un cristiano, de una cristiana así­ es como cuando uno va por la calle y viene una lluvia inesperada y el vestido no es tan bueno y se encoge la telaâ?¦ Almas estrechasâ?¦ ésta es la pusilanimidad: éste es el pecado contra la memoria, el coraje, la paciencia y la esperanza. Que el Señor nos haga crecer en la memoria, nos haga crecer en la esperanza, nos dé cada dí­a coraje y paciencia y nos libere de esa cosa que es la pusilanimidad, tener miedo de todoâ?¦. Almas restringidas para conservarse. Y Jesús dice: â??El que quiera conservar su propia vida, la pierdeâ??â?.

AC

CTV

-F

-BN

Up:FV