Francisco en Santa Marta: No bastan "las ganas de ser buenos" para salvarse

 | 
04/04/2017
Descargar documento
Compartir

En su homilí­a diaria en Casa Santa Marta el Papa Francisco explicó que solo hay una ví­a para la salvación: la Cruz.

FRANCISCO

'No hay salvación en las ideas, no hay salvación en la buena voluntad, en las ganas de ser buenos... No. La única salvación está en Cristo crucificado, porque solo Él, como lo que significaba la serpiente de bronce, ha sido capaz de cargar con todo el veneno del pecado y curarnos ahí­.

El Papa invitó a los cristianos a reflexionar sobre cómo llevan la cruz de cada dí­a y para hacerlo les dio un consejo: recordar que Dios la llevó para la salvación de los hombres.

EXTRACTOS DE LA HOMILÍA DEL PAPA

(Fuente: Radio Vaticana)

'La salvación sólo viene de la cruz, pero de esta cruz que es Dios hecho carne. No hay salvación en las ideas, no hay salvación en la buena voluntad, en el deseo de ser buenos. No. La única salvación está en Cristo crucificado, porque sólo Él, como significaba la serpiente de bronce, ha sido capaz de tomar todo el veneno del pecado y nos ha curado allí­. Pero ¿qué es la cruz para nosotros? Sí­, es el signo de los cristianos, es el sí­mbolo de los cristianos. Y nosotros nos hacemos el signo de la cruz, pero no siempre lo hacemos bien, a veces hacemos así­. Porque no tenemos esta fe en la cruz. Otras veces, para algunas personas es un distintivo de pertenencia: Sí­, yo llevo la cruz para hacer ver que soy cristiano. Está bien eso, pero no sólo como distintivo, como si fuera de un equipo, el distintivo de un equipo: como memoria de Aquel que se ha hecho pecado.

'Dios dijo a Moisés: El que mire a la serpiente será curado. Jesús dice a sus enemigos: Cuando habrán levantado al Hijo del hombre, entonces conocerán. El que no mira la cruz, así­, con fe, morirá en sus propios pecados, no recibirá aquella salvación.

'Hoy la Iglesia nos propone un diálogo con este misterio de la cruz, con este Dios que se ha hecho pecado, por amor a mí­. Y cada uno de nosotros puede decir: Por amor a mí­. Y podemos pensar: ¿Cómo llevo yo la cruz? ¿Cómo un recuerdo? Cuando hago el signo de la cruz ¿soy consciente de lo que hago? ¿Cómo llevo yo la cruz? ¿Sólo como un sí­mbolo de pertenencia a un grupo religioso? ¿Cómo llevo yo la cruz? ¿Cómo ornamento? ¿Cómo una joya, con tantas piedras preciosas, de oro¿He aprendido a llevarla sobre los hombros, donde hace mal? Cada uno de nosotros mire hoy al Crucificado, mire a este Dios que se ha hecho pecado para que nosotros no muramos en nuestros pecados y responda a estas preguntas que yo les he sugerido.

Anuncio en el que salen 3 ordenadores marca Medion y algunas especificaciones
Lo + visto
Las últimas noticias de Roma, ahora en HD y sin anuncios
Descarga la App en tu teléfono
Disponible para Android y Apple
INICIAR PRUEBA GRATIS
3,28€ por mes o 32,88€ por año después de 7 días de prueba gratis
Disponible en múltiples dispositivos
SÍGUENOS EN
Suscríbete a nuestra newsletter
magnifier