Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Papa en Santa Marta: Atacar al más débil es una obra de Satanás

En su homilía en Casa Santa Marta, el Papa Francisco se preguntó qué hay en el ser humano que lo lleva a maltratar al más débil.

FRANCISCO
“Y hoy lo vemos continuamente, en las escuelas, con el fenómeno del bullying, del acoso escolar, agredir al débil, porque tú estás gordo o porque tú eres así o tú extranjero o porque tú eres negro, por esto… agredir, agredir… Los niños, los chicos… No solo Penina o Agar, o las mujeres de Tobías y de Job: incluso los niños. Esto significa hay algo dentro de nosotros que nos conduce a esto. A la agresión del débil”.

Por último, el Papa aseguró que esta tendencia de ensañarse con el más débil es obra de Satanás y quizá sea una reminiscencia del pecado original.

EXTRACTOS DE LA HOMILÍA DEL PAPA
(Fuente: Radio Vaticano)

“Yo me pregunto: ¿qué hay dentro de estas personas? ¿Qué hay dentro de nosotros, que nos lleva a despreciar, a maltratar, a mofarnos de los más débiles? Se comprende que uno pueda reñir con otro que es más fuerte: puede ser la envidia que te conduce a esto… ¿Pero los más débiles? ¿Qué hay dentro que nos lleva a esto? Es algo habitual, como si yo tuviera necesidad de despreciar al otro para sentirme seguro. Como una necesidad…

“Y hoy lo vemos continuamente, en las escuelas, con el fenómeno del bullying, del acoso psicológico, agredir al débil, porque tú eres gordo o porque tú eres así o tú extranjero o porque tú eres negro, por esto… agredir, agredir… Los niños, los chicos… No sólo Penina o Agar, o las mujeres de Tobías y de Job: incluso los niños. Esto significa hay algo dentro de nosotros que nos conduce a esto. A la agresión del débil. Y creo que sea una de las huellas del pecado original”.

Y así, como cuando tenemos el buen deseo de hacer una obra buena, una obra de caridad, digamos “es el Espíritu Santo quien me inspira a hacer esto”, cuando nosotros nos damos cuenta de que tenemos dentro de nosotros este deseo de agredir a aquel porque es débil, no dudamos: está el diablo allí. Porque ésta es obra del diablo: agredir al débil”.

“Pidamos al Señor – concluyó diciendo el Papa Francisco – que nos dé la gracia de la compasión: eso es de Dios”, Él que “tiene compasión de nosotros y nos ayuda a caminar”.