Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco en Santa Marta: ¿Soy libre o soy esclavo de mis pasiones?


En su homilía en Casa Santa Marta el Papa explicó que la lucha por la verdadera libertad está en el interior de cada uno. 

FRANCISCO
“¿Soy libre? ¿O soy esclavo de mis pasiones, de mis ambiciones, de tantas cosas? De las riquezas, de la moda. B ROLL Pensemos en nuestra libertad, en este mundo que es un poco esquizofrénico ¿no? Grita: 'Libertad, libertad, libertad', pero es más esclavo, esclavo, esclavo”.

El Papa subrayó que el hombre libre debe despojarse de las ambiciones terrenas si quiere ser padrón de su destino.

EXTRACTOS DE LA HOMILÍA DEL PAPA EN ESPAÑOL
(Fuente: Vatican Media)

“El hombre libre no tiene miedo del tiempo, deja actuar a Dios, deja espacio para que Dios actúe en el tiempo. El hombre libre es paciente. Y ése era un judío. No era un cristiano, No había reconocido a Jesús Salvador. Pero era un hombre libre. Formula su pensamiento, lo ofrece a los demás y es aceptado. La libertad no es impaciente”.

“Ésta es la libertad de un enamorado de Jesucristo, sellada por el Espíritu Santo con la fe en Jesucristo. Tú has hecho eso por mí, yo hago esto por ti, También hoy hay tantos en la cárcel, cristianos torturados que llevan adelante esta libertad de confesar a Jesucristo”.

“Pensemos en este en día en mi libertad, en nuestra libertad. Tres ejemplos: Gamaliel, Pedro y Juan - y el mismo Jesús - ¿mi libertad es cristiana? ¿soy libre? ¿O soy esclavo de mis pasiones, de mis ambiciones, de tantas cosas… de las riquezas, de la moda? Pensemos en nuestra libertad en este mundo que es un poco esquizoide, esquizofrénico ¿no?... Grita: libertad, libertad, libertad… y es más esclavo, esclavo, esclavo. Pensemos en esa libertad que Dios nos dona en Jesús”.