Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco en Santa Marta: El mundo trata de esconder la sangre de los mártires


En su homilía diaria en Casa Santa Marta el Papa Francisco señaló que hoy en día el martirio de los cristianos no es noticia en los medios.

FRANCISCO
“La Iglesia crece también con la sangre de los mártires, hombres y mujeres que dan la vida. Hoy hay muchos. Es curioso. No son noticia. El mundo lo esconde. El espíritu del mundo no tolera el martirio, lo esconde”.

Al mismo tiempo el Papa advirtió a los cristianos contra la tentación del espectáculo. Dijo que la Iglesia crece en silencio, con la “Eucaristía y las buenas obras”.

EXTRACTOS DE LA HOMILÍA DEL PAPA
(Fuente: Vatican News)

“El Señor nos ha explicado cómo crece la Iglesia con la parábola del sembrador. El sembrador siembra y la semilla crece de día y de noche… – Dios da el crecimiento – y después se ven los frutos. Pero esto es importante: primero, la Iglesia crece en silencio, a escondidas; es el estilo eclesial. ¿Y cómo se manifiesta la Iglesia? Por los frutos de las buenas obras, para que la gente vea y glorifique al Padre que está en los cielos – dice Jesús – y en la celebración – la alabanza y el sacrificio del Señor – es decir en la Eucaristía. Allí se manifiesta la Iglesia; en la Eucaristía y en las buenas obras”.

“Que el Señor nos ayude a no caer en la tentación de la seducción. “Nosotros querríamos que la Iglesia se viera más; ¿qué cosa podemos hacer para que se vea?”. Y se suele caer en una Iglesia de los eventos que no es capaz de crecer en silencio con las buenas obras, a escondidas”.

“La Cruz y el sufrimiento. La Iglesia crece también con la sangre de los mártires, hombres y mujeres que dan su vida. Hoy hay tantos de ellos. Curioso: no son noticia. El mundo esconde este hecho. El espíritu del mundo no tolera el martirio, lo esconde”.