Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco en Santa Marta: Preparemos con fe la Navidad que viene


Comienza la segunda semana de Adviento y desde Casa Santa Marta el Papa pidió a los cristianos que se preparen para la Navidad con fe.

FRANCISCO
“Es cierto que la Navidad, lo sabemos todos, se celebra también de forma mundana o pagana pero el Señor nos pide celebrarla con fe. Creo, Señor, ayuda mi poca fe. Defiende mi fe de la 'mundanidad', de la superstición”.

El Papa recomendó a los cristianos meditar el capítulo 9 del Evangelio de San Juan. En él la fe de un ciego de nacimiento es clave para que Cristo obrara el milagro de su curación.

EXTRACTOS DE LA HOMILÍA DEL PAPA
(Fuente: Vatican News)

“Pedimos fe en el misterio de Dios hecho hombre. La fe también hoy, en el Evangelio, muestra cómo toca el corazón del Señor. El Señor a menudo vuelve a la catequesis sobre la fe, insiste. "Viendo su fe", dice el Evangelio. Jesús vio esa fe - porque se necesita coraje para hacer un agujero en el techo y dejar caer una camilla con el enfermo allí... se necesita coraje -. Ese coraje, ¡esta gente tenían fe! Ellos sabían que si el enfermo llegaba delante a Jesús, sería sanado”.

“Hoy hemos pedido esta gracia: en esta segunda semana de Adviento, preparémonos con la fe para celebrar la Navidad. Es cierto que la Navidad - como todos sabemos – muchas veces se celebra no con tanta fe, también se celebra de manera mundana o pagana; pero el Señor nos pide que lo hagamos con fe y nosotros, esta semana, debemos pedirle esta gracia: poder celebrarlo con fe. No es fácil mantener la fe, no es fácil defender la fe: no es fácil”.

“Nos hará bien hoy, e incluso mañana, durante la semana, tomar este capítulo IX de Juan y leer esta hermosa historia del niño ciego de nacimiento. Y terminar desde nuestro corazón con el acto de fe: "Creo, Señor. Ayuda a mi poca fe. Defiende mi fe de la mundanalidad, de las supersticiones, de las cosas que no son fe. Defiéndela de reducirla a teorías, ya sea teologizando o moralizando ... no. Fe en ti, Señor".