Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco en Santa Marta: Es pecado mortal explotar a tus trabajadores


En su homilía diaria en Casa Santa Marta el Papa Francisco denunció la hipocresía de algunos cristianos. En concreto citó a quienes explotan a sus trabajadores.

FRANCISCO
“Les mandan a casa cuando comienza el verano para volverlos a contratar cuando termina y así no tienen derecho a la pensión, no tienen derecho a seguir adelante. Y muchos de estos se dicen católicos: van a Misa el domingo... pero hacen esto. Y esto es pecado mortal”.

El Papa sugirió a los cristianos que pidan a Dios humildad y no ser engreídos para evitar caer en ese error.

EXTRACTOS DE LA HOMILÍA DEL PAPA

(Fuente: Vatican News)

“Los que buscan apariencias nunca se reconocen a sí mismos como pecadores y si les dices: "Pero tú también eres un pecador". – “Pero, sí, los pecados los tenemos todos ", y relativizan todo y vuelven a ser justos de nuevo. También intentan aparecer con cara de estampita, de santito: todo apariencia. Y cuando hay esta diferencia entre la realidad y la apariencia, el Señor usa un adjetivo: "hipócrita".

Muchos cristianos, también católicos, que se llaman a sí mismos católicos practicantes, ¡cómo explotan a la gente! ¡Cómo explotan a los trabajadores! Cómo los envían a casa al principio del verano para retomarlos al final, así no tienen derecho a una pensión, no tienen derecho a seguir adelante. Y muchos de ellos se llaman a sí mismos católicos: van a misa los domingos.... pero hacen esto. ¡Y esto es un pecado mortal! Cuántos humillan a sus trabajadores.

Pídele al Señor fuerza y humildemente sigue adelante con lo que puedas. Pero no te maquilles el alma, porque si maquillas tu alma, el Señor no te reconocerá. Pidamos al Señor la gracia de ser coherentes, de no ser vanidosos, de no parecer más dignos de lo que somos. Pidamos esta gracia, en esta Cuaresma: la coherencia entre lo formal y lo real, entre la realidad y las apariencias”.