Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Adoquines dorados recuerdan en Roma judíos deportados por nazis


Se pueden encontrar en muchos rincones de la Ciudad Eterna. Se hallan escondidas en la acera gris pero su brillo llama la atención de quienes recorren las calles de la ciudad.

Son las llamadas “Pietre d'inciampo”, es decir, “Piedras de Escándalo” y se colocan ante las puertas de las casas de judíos que fueron deportados por los nazis durante la gran redada en Roma.

Adachiara Zevi fue quien trajo a Roma esta iniciativa en 2010. Antes la había visto en otras ciudades europeas y se quedó profundamente impresionada.

Desde entonces personas como Paola Carlini han acudido a este evento cada año.

PAOLA CARLINI
“El proyecto lleva a la vida cotidiana de hoy el drama de lo que se vivió durante el Holocausto. Se ven las puertas por las que salieron estas personas para ser llevados a los campos de concentración. Los viandantes verán esto y quizás se pregunten qué es. Me parece que es algo importante para que no se pierda la memoria”.

Renato Villoresi vivió en la que hoy es la Embajada de Argentina en Roma. Fue asesinado en 1944 y tenía 27 años.

COSTANZA PORRO
Profesora de la escuela Renato Villoresi
“Demostró valentía y coherencia con sus decisiones. Dio su vida para combatir el nazismo y el fascismo, se sacrificó por sus ideas, por los ideales en los que creía”.
“Venía de una familia de militares, por lo que la vocación a la vida militar era algo normal en su casa. Cuando los nazis ocuparon Roma se unió a un grupo que luchaba contra los alemanes. Fue capturado y llevado a las Fosas Ardeatinas, donde fue asesinado junto a otros mártires que están allá”.

Este grupo de estudiantes y sus profesores escribieron juntos este libro: “Un chico llamado Renato”, para contar la historia de este joven.

Miembros de los Granaderos de Cerdeña, el cuerpo militar al que perteneció Renato, también estaban presentes.

FEDERICA LUCERINI
Profesora de la escuela Renato Villoresi
“Creo que es fundamental para los chicos conocer esta historia, la historia de su ciudad, de los personajes que dan nombre a nuestras calles y escuelas. Creo que para ellos es un redescubrir cosas que dan siempre por sentado porque en realidad no hay que dar nada por sentado”.

A pocas calles de distancia relucen los nombres de Elena Camerino y Riccardo Guido Luzzatto en estas “Piedras de Escándalo”. Están entre una pizzería y una tienda de tabaco.

FRANCESCA DEL BELLO
Presidenta del Municipio II de Roma
“Elena Camerino y Riccardo Guido Luzzatto era un matrimonio que fue deportado a Auschwitz. Murieron el mismo día que llegaron. Con esta iniciativa y la colocación de estas dos 'Piedras de Escándalo' queremos recordar dónde vivían. Esto es importante para la ciudad de Roma. Estas dos piedras se añadirán a lo que llamamos el 'Mapa de la Memoria' ”.

Este año se añadieron 34 nuevas Piedras de Escándalo. En total suman 341 solo en la ciudad de Roma. Se trata de una pequeña parte que representa a las millones de personas asesinadas en este trágico episodio de la Historia de Europa.

Claudia Torres
Traducido por Javier Romero