Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Vaticano presenta mensaje de Cuaresma del Papa, una llamada a la conversión


El Mensaje de Cuaresma de Francisco para 2020 se centra en el pasaje bíblico: “En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios”. El texto invita con urgencia a la conversión y al diálogo personal con Dios, y a la caridad, contemplando la Muerte y Resurrección de Jesús.

CARD. PETER TURKSON
Prefecto, Dicasterio para Promoción de Desarrollo Humano Integral
“El Papa incluye también en la contemplación de Jesús que sufre, de Jesús crucificado, no sólo a Jesús, sino a todas las personas del mundo que sufren”.

Durante la presentación hubo un recuerdo para quienes han sido infectados de coronavirus. La presidenta del hospital pediátrico del Vaticano pidió que se dé atención médica a los afectados en todos los países. Le preocupa que el virus pase a África, donde sería más difícil controlarlo.

MARIELLA ENOC
Presidenta, Hospital Bambino Gesù (Roma)
“Allí no sería posible hacer lo que se está haciendo en Italia para unos pocos casos. Por supuesto, debemos tomar todas las precauciones necesarias y atender a nuestros pacientes. Pero no debemos pensar que somos los únicos que tienen derecho a recibir tratamiento”.

Con este mensaje del Papa, la propuesta de cuaresma de oración, ayuno y caridad se dirige a cada individuo. Francisco invita a una conversión personal que se traduzca en actos concretos para el bien del alma y de la sociedad. 

Claudia Torres