Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Roma da un repaso a sus famosos adoquines, para reducir los accidentes de tráfico


Así se verán las calles de Roma dentro de unos siete meses con el "Plan Sampietrini", que busca garantizar la seguridad de los transeúntes y evitar que las calles se vuelvan resbaladizas cuando llueve.

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, dice que además de repasar cada uno de sus adoquines, popularmente llamados “sampietrini”, el proyecto incluye remodelar del sistema de drenaje y alcantarillado.

Pero antes, todos los “sampietrini” deben ser limpiados uno a uno. 

TIZIANO
Albañil
"Los retiramos para rehacer el pavimento. Pusimos refuerzos debajo de la calle y luego volvimos a colocar todos los sampietrini en su lugar".

Estas obras se están llevando en los alrededores de Piazza Venezia, en pleno centro, donde esperan abrir una nueva estación de metro.

TIZIANO
Albañil
"Estamos arreglando muchos hoyos que se han hecho en las calles. El resultado va a mejorar la situación actual".

Aparentemente, muchos romanos están satisfechos con las mejoras.

FABIAN
“Es una mejora que ayudará al tránsito en la ciudad. En Roma hay mucha circulación, especialmente de scooter y bicicletas. Es una ayuda para quienes vivimos, trabajamos y pasamos por aquí a diario”.

AZZURRA
"Para Roma, los “sampietrini” son como un pedazo de la historia de la ciudad".

ROBERTO
“Los “sampietrini” son bellos hasta cuando llueve, el problema con ellos es que no son como el asfalto. Hay que tener mucha atención ya que es fácil resbalar”.

La seguridad es la motivación principal de este proyecto. Pero además de mejorar el drenaje, ayudará a cuidar estos adoquines, los “sampietrini”, que forman parte del patrimonio de la Ciudad Eterna. 

Melissa Butz

Traducción: Daniel Díaz Vizzi