Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Príncipe yazidí: El Papa siempre ha colaborado con nosotros y conoce la situación

La ciudad de Mosul y la llanura del Nínive ya están libres de la presencia del ISIS pero la derrota militar no significa la vuelta a la normalidad, especialmente para dos minorías en Irak, los cristianos y los yazidíes, víctimas de la limpieza étnica perpetrada por los yihadistas.

El destino de ambas comunidades está por escribirse después de haber pasado tres años refugiados en el Kurdistán iraquí y otras zonas. Querrían volver a sus casas pero no de cualquier forma. 

BREEN TAHSIN
Hijo del príncipe Tahsin Saeed Bek

“El gobernador de Níneve ha pedido una solución política para conservar a todos los miembros de la sociedad como estaba, sobre todo, a los cristianos y a los yazidíes”. “Volveremos si existe una solución a nivel político”.

Esa solución a nivel político se traduciría en protección de parte de la Comunidad Internacional para que los yazidíes no vuelvan a ser las víctimas de un crímen como este. Así lo explica el príncipe Breen Tahsin, hijo del príncipe de la comunidad yazidí. Sin embargo, no parece que esta petición haya sido escuchada.

BREEN TAHSIN
Hijo del príncipe Tahsin Saeed Bek

“Hemos pedido, y he pedido yo mismo la protección internacional en varios momentos. Lo hemos solicitado una y otra vez. Par ello, hemos ido a Estados Unidos y a la Casa Blanca pero por lo que parece, no pueden hacerlo. Esperemos que lo consigan, porque sin esta protección, iremos perdiendo cada vez más la confianza”.

Uno de los primeros líderes mundiales que pidió una intervención a favor de esta minoría religiosa fue el Papa Francisco. En enero del 2015 se reunió en el Vaticano con el jefe de la comunidad yazidí en el mundo, el príncipe Tahsin Saeed Bek y su jefe espiritual supremo, Skeikh Kato. El joven príncipe Breen Tahsin también tuvo la posibilidad de experimentar la cercanía del Papa al pueblo yazidí. 

BREEN TAHSIN
Hijo del príncipe Tahsin Saeed Bek

“Mi padre se encontró con el Papa y hablaron durante una hora. Se mostró muy colaborativo con nosotros. Nos dijo que cada vez que ayudara a los cristianos ayudaría a los yazidies. Y hace 4 meses hablamos durante unos 10 minutos y me dijo lo mismo. Pero se trata de un asunto político, regional e internacional para el que hay que encontrar una solución política también”.

En 2014, los yihadistas asesinaron a decenas de hombres y niños y esclavizaron a las mujeres yazidíes, muchas de las cuales han sido usadas como esclavas sexuales y torturadas salvajemente. Se estima que el ISIS pudo secuestrar a casi 15.000 y que aún retienen a unas 3.000 en los territorios que controla aún en Irak y Siria.