Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa Francisco: Jesús tenía autoridad porque siempre estaba al servicio de los demás


En su homilí­a en Santa Marta, el Papa criticó el clericalismo de quienes dan lecciones a los otros sin preocuparse por ellos. Recordó que Jesús tení­a más autoridad estaba siempre al servicio a los demás.

FRANCISCO

"Y el adjetivo que tantas veces Jesús les dice a ellos es hipócrita. Y se comprende que uno que se siente prí­ncipe, que tiene una actitud clerical, que es un hipócrita, ¡no tiene autoridad! Dirá las verdades, pero sin autoridad. En cambio Jesús, que es humilde, que está al servicio, que es cercano, que no desprecia a la gente y que es coherente, tiene autoridad. Y ésta es la autoridad que siente el pueblo de Dios.â?

Francisco concluyó diciendo que para poder dar consejos a los demás primero hay que ser humilde y cercano.

EXTRACTOS DE LA HOMILíA DEL PAPA EN ESPAí?OL

(Radio Vaticano)

"Jesús serví­a a la gente, explicaba las cosas para que la gente comprendiera bien: estaba al servicio de la gente. Tení­a una actitud de servidor, y esto le daba autoridad. En cambio, estos Doctores de la Ley que las personasâ?¦ sí­, escuchaban, respetaban, pero no sentí­an que tuvieran autoridad sobre ellas; estos tení­an una psicologí­a de principios: â??Nosotros somos los maestros, los prí­ncipes, y nosotros les enseñamos a ustedes. No servicio: nosotros mandamos, ustedes obedecenâ??. Y Jesús jamás se hizo pasar como un prí­ncipe: siempre era servidor de todos y esto es lo que le daba autoridadâ?. 

"Estaban separados de la gente, no eran cercanos; Jesús estaba sumamente cerca de la gente, y esto le daba autoridad. Aquellos separados, estos Doctores tení­an una psicologí­a clerical: enseñaban con una autoridad clerical, o sea con el clericalismo. A mí­ me gusta mucho cuando leo acerca de la cercaní­a a la gente que tení­a el Beato Pablo VI. En el número 48 de la â??Evangelii Nuntiandiâ?? se ve el corazón del pastor cercano: está allí­ la autoridad de aquel Papa, la cercaní­a. Primero: servidor, de servicio, de humildad: el jefe es aquel que sirve, que voltea todo, como un iceberg. Del iceberg se ve la cúspide; en cambio Jesús da un vuelco y el pueblo está arriba y Él, que manda, está debajo y desde abajo manda. Segundo: cercaní­aâ?. 

"En cambio, esta gente no era coherente y su personalidad estaba dividida hasta el punto de que Jesús aconseja a sus discí­pulos: "Hagan aquello que les dicen, pero no aquello que hacenâ?. Decí­an una cosa y hací­an otra. Incoherencia. Eran incoherentes. Y el adjetivo que tantas veces Jesús les dice a ellos es hipócrita. Y se comprende que uno que se siente prí­ncipe, que tiene una actitud clerical, que es un hipócrita, ¡no tiene autoridad! Dirá les verdades, pero sin autoridad. En cambio Jesús, que es humilde, que está al servicio, que es cercano, que no desprecia a la gente y que es coherente, tiene autoridad. Y ésta es la autoridad que siente el pueblo de Diosâ?.