Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa invita a tener en el corazón a los que nos acompañan en el camino de la vida


Durante su homilía, el Papa aprovechó la jubilación de una empleada de Casa Santa Marta, para hacer un acto de agradecimiento y perdón a aquellos que nos acompañan en la vida.

FRANCISCO
Pensad en tantas personas que os acompañan en el camino de la vida: vecinos, amigos, compañeros de trabajo, de estudio... Nosotros no estamos solos. El Señor nos quiere pueblo, nos quiere en compañía.

Además, el Papa Francisco dijo que Dios no quiere cristianos egoístas y recordó que el egoísmo es un pecado.

TEXTO DE LA HOMILÍA EN ESPAÑOL
Fuente: Vatican News


En su homilía en Casa Santa Marta el Papa Francisco invitó a pensar en quien cada día nos acompaña en nuestra vida; presencias que se convierten en familia y a las que es bueno agradecer o pedir disculpas por las propias faltas.

El Papa aprovechó la jubilación de una empleada, Patrizia, para hacer un "acto de memoria, de agradecimiento" y también de perdón, a los que acompañan nuestro camino.

“Y esto hará bien a todos los que vivimos aquí, pensar en esta familia que nos acompaña; y a todos ustedes que no viven aquí, pensar en tanta gente que los acompaña en el camino de la vida: vecinos, amigos, compañeros de trabajo, de estudio... Nosotros no estamos solos. El Señor nos quiere pueblo, nos quiere en compañía; no nos quiere egoístas: el egoísmo es un pecado”.

“Hoy nos hará bien a todos, a todos, pensar en las personas que nos acompañaron en el camino de la vida como agradecimiento, y también como gesto de gratitud a Dios. Gracias, Señor, por no habernos dejado solos. Es verdad, siempre hay problemas, y donde hay gente hay habladurías. Incluso aquí. Se reza y se habla, ambas cosas. Y también, a veces, se peca contra la caridad”.



Claudia Torres
Traducción: DDV