Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Músico romano toca la guitarra desde espectaculares tejados de Piazza Navona


Se llama Jacopo Mastrangelo y con su guitarra eléctrica devolvió la vida a una de las plazas más emblemáticas de Roma: Piazza Navona.

Con su música rompió el silencio que envolvió las calles de Roma desde que el gobierno italiano decretó la cuarentena total el 12 de marzo. Desde entonces los italianos viven encerrados en sus casas sin poder salir más que para lo necesario. 

JACOPO MASTRANGELO
Artista
“Quise transmitir un mensaje de esperanza a todos los italianos… como para decirles que resistan. Les pido que hagan lo que se debe hacer, que ahora es quedarse en casa, aunque yo prefiero llamarlo de otro modo: a permanecer unidos en la separación”.

Los italianos combaten el tedio con la música. Desde el principio de la cuarentena se daban cita para salir a cantar melodías populares o el himno nacional. Las canciones de sus artistas son las que más triunfan y Jacopo señala que esto tiene una explicación.

JACOPO MASTRANGELO
Artista
“Queremos música italiana para sentirnos italianos y sentirnos unidos. Hemos tocado desde Puccini o Verdi hasta Ennio Morricone o Pino Daniele. Yo toco canciones italianas, de orquesta, sobre todo, que vayan bien con la guitarra eléctrica, que debe hacer como de violín”.

Italia pasó de esto (strade piene)... a esto (strade vuote) en cuestión de días. En las calles de una de las capitales del turismo solo hay silencio y por eso iniciativas como la de Jacopo sirven para dar esperanza. Su música demuestra que a pesar de las restricciones siempre hay una manera de salir a la calle, que la verdadera libertad no depende de los límites físicos sino de lo que cada uno lleve dentro.

Javier Romero