Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Frailes capuchinos bailan y cantan para mostrar otra cara de su vocación


Brandon Berg y Vince Carrasco son frailes capuchinos en San Antonio, Texas. Durante la cuarentena empezaron a bailar para mostrar la alegría de su vida y su vocación.

VINCE CARRASCO
Fraile capuchino
"Pensamos que sería una buena idea llegar a las personas para darles un poco de alegría y una sonrisa."

BRANDON BERG
Fraile capuchino
"No podemos estar juntos físicamente, así que los medios de comunicación han llenado el vacío de poder relacionarnos".

Su humor también ha quedado marcado en retos virales como "El desafío del maniquí". 

Además, estos dos frailes tocan música y tienen su propio podcast, "La cabaña de los hermanos". Uno de sus objetivos es explicar su vocación, especialmente a los jóvenes.

De hecho, Vince profundizó en su fe con la pastoral juvenil y durante la conversión de su padre, y así despertó en él la vocación misionera.

VINCE CARRASCO
Fraile capuchino
“Siento que mi vocación puede hablar a los jóvenes de una manera poderosa... Espero que les ayude a descubrir la libertad, a descubrir quiénes son y que está bien seguir a Francisco en un hábito o ser discípulo de Jesús”.

Por su parte, Brandon asegura que escuchó su vocación alto y claro antes de tomar la decisión final. 

BRANDON BERG
Fraile capuchino
“Recé la oración del Acordaos frente a una imagen de la Virgen María. En ese momento de oración escuché en mi corazón la voz de Dios: "Sé sacerdote".”

Después de mucha oración y discernimiento vocacional, Brandon se sintió llamado a ser un fraile franciscano. 

Ahora, dentro sus vocaciones, esperan que sus historias ayuden a acercar a las personas a Dios. A través del baile, una canción o las conversaciones en su podcast, "The Brother Hut", de esta manera esperan difundir la fe al mundo.

Melissa Butz

Traducción: Daniel Díaz Vizzi