Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Fallece Georg Ratzinger, hermano de Benedicto XVI


 Puedes ver el documental que hicimos donde se recogen entrevistas con personalidades que vivieron los momentos más significativos de su vida, entre ellos su hermano Georg, aquí  

El hermano mayor de Benedicto XVI, falleció a los 96 años en Ratisbona. Ambos estuvieron siempre muy unidos, incluso cuando Joseph fue elegido Papa.

GEORG RATZINGER
7 de abril de 2008
“La primera vez que llamó tras la elección habló con la señora que se ocupa de la casa, Frau Heidl. Yo ya no respondía al teléfono porque estaba sonando continuamente. Eran periodistas que siempre preguntaban las mismas cosas, cientos de veces. Me alejé del teléfono y grité 'Que te zurzan', como decimos aquí. Pero Frau Heidl respondió e inmediatamente reconoció que estaba llamando el Santo Padre. Estaba muy contenta y sorprendida. Cuando hablé con él, todo era igual, nuestra relación fraternal no había cambiado nada. Era mi hermano y hablamos como siempre habíamos hecho”.

Georg Ratzinger era el último familiar cercano de Benedicto XVI que seguía vivo. Su hermana María, había fallecido en 1991. Su relación con Benedicto XVI era muy cercana. Ambos se ordenaron sacerdotes juntos y ambos eran apasionados de música clásica. De hecho, Georg dirigió el coro de las “Voces Blancas” de la catedral de Ratisbona. 

A Georg se le podía ver de vez en cuando en el Vaticano, visitando a su hermano. Ambos dejaron escenas entrañables como esta, en la celebración del 90 cumpleaños de Benedicto XVI en el Vaticano.

Javier Romero