Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en Santa Marta: La mentalidad empresarial no evangeliza


En su homilía en Casa Santa Marta el Papa Francisco explicó lo que es la auténtica evangelización. Dijo que consiste en servir a los demás siendo dóciles al Espíritu Santo.

FRANCISCO
“No es con una actitud empresarial lo que Jesús me pide que haga, con una mentalidad empresarial, no. Es hacerlo con el Espíritu Santo. Esta es la valentía. Este es el verdadero valor de la evangelización, no es una terquedad humana, así... No. Es el Espíritu el que nos da el valor y nos lleva hacia adelante”.

Por último, insistió en que para evangelizar hay que ser servicial, generoso y humilde, porque no hay nada peor que los evangelizadores que viven para ser servidos.

EXTRACTO DE LA HOMILÍA DEL PAPA
Fuente: Vatican News

“No es una actitud empresarial aquello que Jesús nos manda hacer, con una actitud empresarial, no. Es con el Espíritu Santo. Esta es la valentía. La verdadera valentía de la evangelización no es una terquedad humana, así… No. Es el Espíritu Santo que nos da la valentía y lo lleva adelante”.

“Nosotros podemos anunciar cosas buenas pero sin servicio no es anuncio, parece, pero no es. Porque el Espíritu no solo te lleva adelante a proclamar las verdades del Señor y la vida del Señor, sino te lleva también a los hermanos, a las hermanas para servirlos. El servicio. Incluso en las cosas pequeñas. Es feo cuando se encuentran evangelizadores que se hacen servir y viven para hacerse servir. Es feo. Serán como los príncipes de la evangelización”.

“Todos nosotros hemos sido salvados gratuitamente por Jesucristo y por ello debemos dar gratuitamente. Los operadores pastorales de la evangelización deben aprender esto, sus vidas deben ser gratuitas, al servicio, al anuncio, llevados por el Espíritu. La propia pobreza los lleva a abrirse al Espíritu”.