Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en Santa Marta: Algunos cristianos que se alejan de Dios incluso lo difaman


En su homilía en casa Santa Marta el Papa Francisco advirtió del peligro de no escuchar a Dios. Por eso, invitó a hacerse una importante pregunta, especialmente en este tiempo de Cuaresma.

FRANCISCO
“‘¿He perdido la fidelidad al Señor?’. – ‘No, no, voy a misa todos los domingos...’. – Sí, sí, pero esa fidelidad de corazón: ¿He perdido esa fidelidad, o mi corazón es duro, es testarudo, está sordo, no deja entrar al Señor, se arregla con tres o cuatro cosas y luego hace lo que quiere?’”.

Por último, Francisco aseguró que el corazón endurecido lleva a muchos cristianos a abandonar a Dios e incluso a difamarlo. Aún así, el Papa recordó que siempre se puede volver al Señor.

EXTRACTO DE LA HOMILÍA DEL PAPA

(Fuente: Vatican News)

‘Yo, ¿he perdido la fidelidad al Señor?’. – ‘No, no, voy a misa todos los domingos...’. – Sí, sí, pero esa fidelidad de corazón: ¿He perdido esa fidelidad, o mi corazón es duro, es testarudo, es sordo, no deja entrar al Señor, se arregla con tres o cuatro cosas y luego hace lo que quiere?’. Esta es una pregunta para cada uno de nosotros: Todos debemos hacérnosla, porque la Cuaresma sirve para esto, para reexaminar nuestro corazón.

‘Escuchar hoy la voz del Señor’ es la invitación de la Iglesia. ‘No endurezcan su corazón’. Cuando uno vive con un corazón duro, que no escucha al Señor, va más allá de no escucharlo y cuando hay algo del Señor que no le gusta, deja de lado al Señor bajo algún pretexto, desacredita al Señor, calumnia al Señor, difama al Señor.