Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco: No es cristiano buscar influencias para crecer en la carrera eclesiástica


Durante su homilía en Casa Santa Marta el Papa explicó que “ser cristiano, ser bautizados, ser ordenados sacerdotes y obispos es pura gratuidad”. Señaló que “los dones del Señor no se compran”.

FRANCISCO
El Señor nos ha elegido gratuitamente. No hemos pagado nada para convertirnos en cristianos. Nosotros sacerdotes, obispos no hemos pagado nada para ser sacerdotes y obispos - al menos así pienso, ¿no? Porque hay quienes quieren progresar adelante en la llamada carrera eclesiástica, que se comportan de modo simoníaco, buscan influencias para convertirse en esto, allá, allá... los trepadores. No, pero esto no es cristiano.

También explicó que la santidad cristiana consiste en "custodiar" el don recibido gratuitamente y no por méritos propios. 

TEXTO DE LA HOMILÍA EN ESPAÑOL:

Fuente: Vatican News

En su homilía en Casa Santa Marta el Papa Francisco dijo que no es cristiano buscar influencias para crecer en la carrera eclesiástica.

“Cuando Dios elige, hace ver su libertad y gratuidad. Pensemos en todos nosotros que estamos aquí: pero ¿por qué nos eligió el Señor? "No, porque somos de una familia cristiana, de una cultura cristiana..." No. Muchos de una familia y cultura cristiana rechazan al Señor, no quieren. ¿Pero por qué estamos aquí, elegidos por el Señor? Gratuitamente, sin ningún mérito, gratuitamente. El Señor nos ha elegido gratuitamente. No hemos pagado nada para convertirnos en cristianos. Nosotros sacerdotes, obispos no hemos pagado nada para ser sacerdotes y obispos - al menos así pienso, ¿no? Porque hay, sí, los que quieren ir adelante en la llamada carrera eclesiástica, que se comportan de modo simoníaco, buscan influencias para convertirse en aquí, allá, allá... los trepadores. No, pero esto no es cristiano. El ser cristiano, el ser bautizados, el ser ordenados sacerdotes y obispos es pura gratuidad. Los dones del Señor no se compran.”

Explicó que “en la vida ordinaria, en los negocios, en el trabajo, tantas veces para tener un lugar más alto se habla con este funcionario, se habla con este gobernador, se habla con este de aquí..., porque “pero, dile al jefe que me lleve...”. No es don; esto es escalar. El ser cristiano, el ser sacerdotes, el ser obispos, es sólo un don. Y así se entiende nuestra actitud de humildad, la que debemos tener: sin mérito alguno. Sólo que debemos cuidar este regalo, que no se pierda. Todos fuimos ungidos por la elección del Señor; debemos custodiar esta unción que nos ha hecho cristianos, nos ha hecho sacerdotes, nos ha hecho obispos. Esta es la santidad. Lo demás no sirve. La humildad de custodiar”.

Daniel Díaz Vizzi