Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

COVID-19: una oportunidad para proteger mejor el medio ambiente


Durante el bloqueo se han redescubierto los sonidos de la naturaleza en las grandes ciudades. A medida que las restricciones se suavizan, la gente sale a la calle y encuentra un mundo diferente. 

Tomás Insua, del Movimiento Católico Mundial por el Clima, destaca que la pandemia coincide con el quinto aniversario de la encíclica de Francisco, Laudato si'. Y piensa que no es una coincidencia.

TOMÁS INSUA
Movimiento Católico Mundial por el Clima
“Tenemos estas dos crisis simultáneamente. Una es aguda y extremadamente rápida, cuestión de días, semanas, meses. La otra es tan mala y aún mayor, otras dimensiones, pero toma más tiempo. Se desarrolla a lo largo de años o décadas. Pero ambas son terribles”.

Tomás Insúa está atento a cómo responden los gobiernos a esta crisis, porque están definiendo cómo será el mundo cuando la gente retome la vida normal. Pide a los gobiernos que incluyan en su respuesta la perspectiva ecológica.

TOMÁS INSUA
Movimiento Católico Mundial por el Clima
“Sabemos que la ‘antigua normalidad' antes de la pandemia, era una mala normalidad. Era la normal, y estaba destruyendo la tierra, estaba dañando a los pobres. Esta cultura de usar y tirar estaba muy extendida en todos los sectores de la sociedad y la economía”.

Tomás Insúa piensa que la pandemia ha dado al mundo la oportunidad de olvidar esa "antigua normalidad" y encontrar la armonía y la paz con la naturaleza, ayudar a los pobres, que son los más perjudicados por ambas crisis.

TOMÁS INSUA
Movimiento Católico Mundial por el Clima
“Esta crisis ha provocado un sufrimiento enorme, horrible, incalculable. Pero también es una oportunidad, como dice el Papa claramente, para un nuevo inicio. La forma que elijamos para recuperarnos de esta crisis pandémica tendrá enormes consecuencias en términos de crisis ecológica”.

Espera que muchos vean la oportunidad de un nuevo comienzo, quizá siguiendo la encíclica del Papa Francisco Laudato si’. Explica que la humanidad debe ser vista como un todo interdependiente, ya que Dios, el hombre y la naturaleza están todos conectados.

Melissa Butz / JMB