Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Banda de música croata viaja hasta Roma para tocar una canción para el Papa


A pesar del calor, esta orquesta croata de Lovran tocó incesantemente durante la audiencia general para todos los peregrinos que se encontraban allí y en especial, para el Papa Francisco.

Fueron invitados durante cuatro días a Roma por la orquesta de Castelnuovo di Porto. La guinda de su viaje ha sido tocar para el Papa.

DAVID KURTI
Lovran Wind Orchestra
“Fue una sensación magnífica. Ha sido la mejor parte de nuestro viaje.” “Estaba muy cerca de nosotros, no pudo acercarse, pero estoy seguro de que le gustó escuchar un poco de música.”

La banda fue fundada en 1911 y al año suelen dar 70 conciertos. Está formada por profesionales y también jóvenes que tratan de entrar en el mundo de la música.

DAVID KURTI
Lovran Wind Orchestra
“Somos un grupo bueno y nos gusta tocar un poco de todo, pero es que esta canción fue realmente especial”.

Para mostrar sus orígenes y poder traer un pedazo de Croacia al Estado más pequeño del mundo decidieron tocar la canción “Marineros croatas”.

DAVID KURTI
Lovran Wind Orchestra
“Somos de una región costera, Lovran es un pueblo al lado del mar en la zona Este de Istria y como puedes ver por nuestros trajes, vamos vestidos de marineros. Por eso hemos tocado la canción “Marineros croatas”, para honrar al Papa con nuestros trajes regionales”.

Tras tocar para el Papa Francisco en la plaza de San Pedro, pondrán el punto y final a esta experiencia única recorriendo las calles de la Ciudad Eterna antes de emprender un largo viaje de diez horas de vuelta a casa.