Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en Santa Marta: La Iglesia no avanzará con evangelizadores aburridos


En la homilía de la Misa en Casa Santa Marta el Papa reflexionó sobre lo poco que evangelizan los cristianos rígidos. Como ejemplo puso a Mical, la mujer del rey David. Ella despreció a su marido al verlo mezclado con el resto del pueblo en una ocasión de fiesta.

FRANCISCO
La Iglesia no avanzará, el Evangelio no irá adelante con evangelizadores aburridos, amargados. No. No seáis como esta señora, Mical, cristianos formales, cristianos prisioneros de la formalidad.

En Santa Marta estaba presente el nuevo secretario del Papa, el sacerdote Gonzalo Aemilius. Trabajará junto a su otro secretario, Yoannis Lahzi.

EXTRACTOS DE LA HOMILÍA

(Fuente: Vatican News)

“Había una fiesta: la alegría del pueblo de Dios porque Dios estaba con ellos. ¿Y David? Baila. Baila ante el pueblo, expresa su alegría sin vergüenza; es la alegría espiritual del encuentro con el Señor: Dios ha regresado entre nosotros. Y esto nos da mucha alegría. ¿David no piensa que él es el rey y que el rey debe estar separado de la gente, su majestad, no? -, con la distancia... David ama al Señor, es feliz por este evento de traer el arca del Señor. Expresa esta felicidad, esta alegría, bailando e incluso cantando seguramente como todo el pueblo. Haciendo fiesta”.

“Es el desprecio de la religiosidad exquisita hacia la espontaneidad de la alegría con el Señor. Y David le explica: “Pero mira, esto era motivo de alegría. ¡La alegría en el Señor, porque hemos traído el arca a casa!”. Ella desprecia. Y dice en la Biblia que esta señora – se llamaba Mical – no tuvo hijos por esto. El Señor la ha castigado. Cuando falta la alegría en un cristiano, ese cristiano no es fecundo; cuando falta la alegría en nuestro corazón, no hay fecundidad”.

“La Iglesia no irá adelante. El Evangelio no irá adelante con evangelizadores aburridos y amargados. No. Sólo ira adelante con evangelizadores alegres, llenos de vida. El gozo de recibir la Palabra de Dios, el gozo de ser cristianos, el gozo de ir adelante, la capacidad de hacer fiesta sin avergonzarse y no ser como esta señora, Mical, cristianos formales, cristianos prisioneros de las formalidades”.

Javier Romero