Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El coronavirus aumenta la discriminación contra los cristianos en Pakistán


Aproximadamente el 96% de la población de Pakistán es musulmana. Los cristianos ni siquiera llegan al 2% del total y son objeto de discriminación y hasta persecución.

JEFF KING
Presidente, International Christian Concern
“En Pakistán los cristianos ocupan el último puesto en la sociedad a causa de los problemas relacionados con la persecución. Piense en quienes tienen que trabajar en las cloacas, los que deben introducirse ahí. A los musulmanes ni siquiera se les permite pedir trabajar ahí. Esos son empleos solo para cristianos”.

Jeff King, presidente del International Christian Concern, explica que la cuarentena decretada por el coronavirus es un golpe más a la ya frágil comunidad cristiana. Ganaban poco dinero y ahora, con las restricciones, corren el peligro de ahogarse completamente en deudas.

JEFF KING
Presidente, International Christian Concern
“En otros lugares de Pakistán los cristianos no reciben las ayudas de alimentos que ofrece el gobierno. Pero esto no es nuevo. Es lo que desde siempre ha sucedido. Por eso estamos recaudando fondos para llevarles alimentos lo antes posible. Tenemos comida para las familias, para un mes por lo menos. Ahora vamos camino del segundo mes en ayudas”.

Jeff King explica que los cristianos pakistaníes solo tienen un modo para afrontar esta situación: recurrir a la fe. Es lo único que les queda.

JEFF KING
Presidente, International Christian Concern
“No es que no tengan miedo. Lo tienen. Pero esto les lleva a crecer en la fe, a confiar y a seguir ese camino. Es un poco lo que esta situación del COVID-19 nos está enseñando”.

Y es precisamente durante la pandemia que muchas personas han revelado su capacidad de compasión y solidaridad. Esta podría utilizarse para ayudar a los cristianos perseguidos cuyo sufrimiento empezó mucho antes de la llegada de la pandemia.

CT/JRB