Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Tiendas de recuerdos de Roma abren aunque todavía no hay turistas


Tras la cuarentena, piano a piano (poco a poco) se retoma el comercio en Roma, una de las ciudades más turísticas del mundo. Anualmente millones de personas visitan sus calles llenas de historia y quién no quiere regresar a casa con un pequeño recuerdo.

Aunque se pueden encontrar negocios de souvenir en cada esquina, uno de los lugares más populares para comprar uno es Borgo Pio, una de las vías más concurridas cerca del Vaticano, que también se adapta a la “nueva normalidad”.

PIER
"Abrimos la tienda para ver cómo nos iba pero hay pocas personas. Es difícil. En un día se hacen 5 o 12 euros. Es un poco desesperante ya que no hay turistas”.

Sin duda que el turismo es uno de los sectores más afectados de la crisis económica generada por la pandemia en Roma. Además de las tiendas de recuerdos, también las populares tiendas de artículos religiosos esperan que la situación mejore.

Mientras tanto adaptan sus establecimientos para que se respeten normas de seguridad como la distancia interpersonal.

Otros comerciantes han aprovechado el tiempo de tranquilidad mientras vuelven los turistas a Roma. Un ejemplo de ello es Massimiliano.

MASSIMILIANO
"Todo ha estado muy tranquilo, muy poca gente. Hicimos una limpieza profunda del negocio y lo higienizamos, aunque hay pocos clientes esperamos que que más personas vengan a finales de junio, por lo menos italianos”.

PIER
"Esperamos que lleguen algunos turistas. Ahora es un poco difícil porque no todas las fronteras están abiertas. Cuando las fronteras estén abiertas esperamos que vengan, puede ser complicado, muchas personas tienen miedo".

Pero estos los comerciantes no pierden la esperanza. Recientemente Italia abrió sus fronteras con países de la Unión Europea sin la necesidad de que los que visiten la península guarden cuarentena. Así que la expectativa es que poco a poco la situación mejore, aunque sea en medio de una nueva “normalidad”.

Daniel Díaz Vizzi